SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Por las lluvias que dejó la tormenta tropical Erika a su paso por el país, la presas tuvieron una mejoría significativa, así lo informó el director del INDRHI quien garantizó el servicio de agua potable 24 horas para la población.

Olgo Fernández informó que cuentan con una reserva de agua importante, debido a que unas diez presas aumentaron su volumen, entre estas, las que se encuentra en las cuencas Ozama-Nizao y Yaque del Sur.

Señaló que se aumentó de 3 a 5 días el servicio para riego en el sur. Mientras que en el norte se mantiene la restricción para la agricultura ya que al llover poco en esa zona las presas de Tavera y Monción no tuvieron mejoría.