Los preservativos femeninos deberían encontrarse en cualquier farmacia comercial, pero si no se encuentran se pueden buscar en las boticas populares de promesecal.