El periplo que emprenderá el presidente Luis Abinader en busca de consenso con los diferentes actores políticos y económicos para impulsar la reforma fiscal generó expectativas este jueves, en medio de la ola de críticas de la oposición por las revelaciones de que el mandatario posee empresas en paraísos fiscales. 


Aunque favorecieron el proceso de consulta que realizará el jefe de Estado, desde el sector sindical de los trabajadores advirtieron que no permitirán que la premura por la aprobación del Presupuesto General correspondiente al año próximo, derive en una reforma regresiva que nuevamente apunte hacia el consumo, en detrimento de la población de menos ingresos.