Durante un recorrido por zonas afectadas por las lluvias en la capital, el presidente Luis Abinader calificó como penosa la situación y dijo que ya el Gobierno comenzó a enviar ayuda a los damnificados.


Paredes colapsadas y vehículos prácticamente destruidos, es el escenario que se vive en algunos de los lugares afectados.


Tanto en la cañada de Guajina en Herrera,  como en el sector Las 800 en Los Ríos, residentes sacan al sol muebles, camas y electrodomésticos para tratar  de rescatarlos.