Antes de cometer el magnicidio al presidente del Haití, los presuntos asesinos habrían realizado un recorrido turístico por el Gran Santo  Domingo, tras su llegada al país por el aeropuerto de Punta Cana y previo a trasladarse al vecino país.


Mientras legisladores indicaron que por ese hecho no se puede vincular en el magnicidio a la República Dominicana.


El faro a Colón, las inmediaciones del Palacio Nacional, el malecón de Santo Domingo, el Alcázar de Colón y otros lugares de la Zona Colonial fueron visitados por Manuel Antonio Grosso Guarín, un ex militar colombiano acusado de liderar el grupo que cometió el magnicidio al presidente haitiano, Jovenel Moise el pasado miércoles, según fotos publicadas en su cuenta de Facebook.


En una de ellas se observa posando junto a otra persona  identificada por autoridades haitianas como Mario Antonio Palacios Palacios, quien será requerido para que explique su presencia en Haití y su nexo con Grosso Guarín, según dijo un agente de investigación al periódico  El Tiempo.


Ya que Grosso Guarín llegó desde Colombia por el aeropuerto de Punta Cana el pasado cuatro de junio y realizó un recorrido turístico en la capital, legisladores manifestaron que República Dominicana no tiene como identificar a quienes no son turistas, a menos que tengan una orden de captura internacional, por lo que no puede ser criticada por eso.


De acuerdo con informaciones, hasta el 2019 Grosso Guarín fue uno de los militares mejor preparado de Colombia y en 2013 estuvo en el Grupo de Fuerzas Especiales Antiterroristas Urbanas.


Además de éste, otros  colombianos que habrían participado en el crimen son:


Las autoridades no han precisado la vía por la que ingresaron a Haití los demás implicados en el magnicidio.