Al considerar que el recién aprobado aumento al salario mínino a las microempresas fue aprobado de manera injusta y sin equidad, la Federación Dominicana de Comerciantes presentó una impuganación contra dicho incremento.