El presidente Abinader respondió a las peticiones del padre José Luis Hernández, quien solicitó al mandatario el seguimiento de varias obras en el sector de Cristo Rey.

Al recordar de manera jocosa que “el sacerdote siempre se queja y eso es bueno”, el mandatario aseguró que se involucrará en la terminación de un politécnico que mantiene enfrentado al Ministerio de Educación con la iglesia.