Los infartos son la principal causa de muerte tanto en hombres como en mujeres alrededor del mundo.


En nuestro país, van en aumento y cada vez afectan con más frecuencia a la población joven.