La dirección ejecutiva del Partido Revolucionario Moderno (PRM) emitió una resolución acordando aplazar el proselitismo en las aspiraciones internas para enfocar todas las energías en el afianzamiento del país, así lo expresó el presidente de la República, Luis Abinader, en la rutinaria reunión de esa estructura política celebrada este jueves.


La dirección ejecutiva también trató el tema de la suspensión de dirigentes que sean acusados de infringir disposiciones de ley o cuestionamientos éticos, para lo cual se designó una comisión integrada por Eddy Olivares, Victor D Aza, Milagros Ortiz Bosch y Elizabeth Mateo.


Afirmaron que los dirigentes que sean acusados de corrupción serán suspendidos de las filas del partido y en caso de ser encontrados culpables serán expulsados de la entidad política.