Según la Organización Mundial de la Salud, las madres recién paridas que están enfermas de COVID-19 no transmiten el virus a su bebe a través de la leche materna.


Sin embargo, si deben seguir protocolos y medidas estrictas para evitar un posible contagio.