El "Viernes Negro" en Santiago se desarrolla  en medio de las quejas de los ciudadanos, que al momento de salir de compras, alegan que todo está por encima de la oferta.