SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Dedé Mirabal, quien falleció el sábado aquejada de problemas pulmonares, fue la gran responsable de que República Dominicana y el mundo mantuvieran viva la memoria de la resistencia que le hicieron a la dictadura trujillista sus hermanas Patria, María Teresa y Minerva.

El museo Hermanas Mirabal, en su casa paterna, el libro Vivas en su Jardín y su permanente y firme testimonio fueron las herramientas de esta sobreviviente a la violencia de Rafael Leonidas Trujillo para alertar a la población dominicana de que regímenes como ese no deben nunca repetirse.

Todo esto, sumado al tesón mostrado al asumir la crianza de sus sobrinos, junto a la de sus hijos. Más detalles en el presente trabajo:

[jwplayer mediaid="262096"]