La primera dama, Raquel Arbaje, señaló que no es la música, sino la letra que influye en la educación de los jóvenes, esto ante las recientes muestras de adolescentes en situaciones no actas para su edad.