La sociedad evoluciona, impone nuevas prácticas y demanda regulaciones actualizadas, pero a veces es innecesario crear nuevas leyes porque resulta más práctico y efectivo reformar las que ya existen, sostiene Víctor Bautista, periodista especializado en Economía y Finanzas.


Bautista entiende que la República Dominicana es un país sobre regulado, donde hay leyes para todo y “cada vez creamos nuevos marcos legales”. Expresó que 32 senadores y 190 diputados se la pasan activando la imaginación para proponer leyes raudales, y lo usan como evidencias de que realmente trabajan para el país.