SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  El plan de prevención contra la violencia intrafamiliar firmado por varias entidades, ha generado opiniones divididas entre ciudadanos y profesionales de la conducta, principalmente en torno a las pelas que se dan a niños. 

El proyecto, llamado  hoja de ruta, tiene como   objetivo evitar  el maltrato infantil en los hogares y las escuelas.

Esta iniciativa, que procurará fortalecer los servicios de detección de violencia y recuperación de las víctimas, ha generado controversias entre padres.

Este proyecto también establece que en las escuelas los profesores no podrán maltratar a los alumnos.

Especialistas de la conducta entienden que se deben crear reglas y pautas tanto a los padres como a los hijos.

El acuerdo fue firmado por Conani, Salud Pública, Educación, el Conep y  otras entidades.

Pero el reto fundamental es hacer que se cumpla la Ley 136-03 sobre Protección a Niños, Niñas y Adolescentes, en lo que respecta a la prohibición de la violencia intrafamiliar.

Sobre este tema psicólogos recomiendan crear campañas de orientación para educar y crear conciencia en la población.