Polémica es lo que ha generado entre ciudadanos la decisión del gobierno que dispuso que de manera obligatoria presentar la tarjeta de vacunación que establezcan las dos dosis con el objetivo de disminuir los niveles de contagio del Covid-19. Juristas consideran que la obligatoriedad del documento para acceder a servicios públicos o privados vulnera derechos fundamentales consagrados en la Constitución.


Para estudiantes universitarios la iniciativa gubernamental es correcta, sobre todo cuando desde el próximo martes quedará levantado el toque de queda. Afirman que la medida contribuirá a romper con la irresponsabilidad de algunas personas que aún no se han vacunado.


La medida abarcará a los usuarios del Metro, quienes tendrán que demostrar que se han suministrado por los menos las dos dosis.


Algunos ciudadanos consideran que la medida debió aplicarse mucho antes para incrementar los niveles de inoculación.


Sin embargo, otros ciudadanos no comparten la obligatoriedad de la medida que de acuerdo a juristas vulnera derechos consagrados en la carta magna.


Representantes de bares y restaurantes en la zona colonial rehusaron hablar sobre la iniciativa gubernamental.


En medio de la controversia, algunos ciudadanos piden al gobierno reconsiderar la decisión que obliga a presentar el documento de vacunación de manera obligatoria para acceder a servicios público o privado.