Emplear el castigo físico para la crianza de los niños provoca que estén siempre alerta lo que afecta el sistema cognitivo y el desarrollo orgánico del infante, manifestó la psicóloga Rafaela Burgos durante su participación en el segmento El Anillo Familiar del programa matutino El Despertador.