La presunta red de narcotráfico desarticulada mediante 86 allanamientos en Santiago, El Seibó y Santo Domingo está vinculada presuntamente con cinco toneladas de drogas decomisadas en diversos puntos del país y Puerto Rico entre 2016 y 2019, así como la cantidad de apresados en cada una de esas operaciones, de acuerdo a informaciones suministradas por la Procuraduría General de la República.