A raíz de la inestabilidad que se vive en Haití y ante las medidas adoptadas por el gobierno dominicano, representantes de la sociedad civil valoran en parte las acciones para resguardar la seguridad nacional; aunque no comparten que no se le brinde salud a los extranjeros.