El repunte también afecta a menores de edad, incluso niños lactantes, por lo que la unidad de Covid-19 del Hospital Infantil Robert Reid Cabral trabaja a su máxima capacidad y las autoridades se vieron obligadas a incrementar el número de camas. 


El incremento de ingresos de niños con Covid-19 en estado delicado al hospital Robert Reid Cabral comenzó hace tres semanas, cuando se confirmó la presencia en el país de varias variantes del virus, según el director de ese centro.



La mayoría de los ingresados en la unidad Covid del centro médico infantil son adolescentes.



Al calificar como un mito las versiones de que los niños no se contagian, el infectólogo destacó que ha muerto un bebé y varios han tenido que ser recluidos en la unidad de cuidados intensivos.


El director del centro médico exhortó a la población a vacunar a sus hijos con edades entre 12 y 18 años.



El doctor Clemente Terrero pidió mantener a los niños de manera estricta en confinamiento, además de mantener el protocolo sanitario, como forma de reducir los niveles de contagio del coronavirus en ese segmento poblacional.