Residentes en Barrio Nuevo, Sabana Perdida, se quejan de que no pueden pagar dos pasajes para llegar a sus hogares, al afirmar que "quieren obligarlos" a usar los autobuses del Corredor Charles de Gaulle, los cuales no "los llevan a sus destino".