A pesar de que por años residentes del municipio de Tamayo, en Bahoruco, han conformado distintas comisiones para llamar la atención de las autoridades con el fin de que les construyan un drenaje pluvial que vaya acorde con el crecimiento de su población, se quejan de que todos los gobiernos municipales solo hacen promesas sin satisfacer las peticiones.


En ese sentido, los munícipes piden la terminación de dos puentes que fueron iniciados a  hace varios meses y los trabajos están paralizados.


El colapso del drenaje pluvial data, según los residentes, del 1998, luego del paso del huracán George, razón por la cual al ver el cielo relampaguear se prende una alarma de temor por  posibles inundaciones.