Mientras la Policía Nacional afirma que se han reducido los hechos violentos y la criminalidad en un 21 por ciento, residentes del Ensanche Luperón aseguran la ola de asaltos ha aumentado a un nivel que les mantiene en pánico.



Ver más en www.noticiassin.com