Con sus camas, neveras y otros ajuares arriba de los blocks y cubetas están los residentes próximo a la rivera del río Ozama, ante las posibles inundaciones que podrían generarse ante el paso del Huracán Elsa.


Manifestaron sentirse atemorizados, ya que indicaron las últimas lluvias causaron estragos en sus viviendas, a tal punto que hasta este día aun hay agua acumulada en sus patios.