El cuarto incremento consecutivo a la tarifa eléctrica como parte del desmonte arancelario desde noviembre pasado llega en momentos en que el verano amplía la necesidad de electricidad y los apagones, especialmente en los barrios populares, donde moradores y comerciantes se quejan del aumento y del poco servicio de energía que dicen recibir.


Ver más en www.noticiassin.com