SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los tribunales dominicanos en este 2014 fueron el escenario de diversos escándalos, especialmente en los casos por supuestos actos de corrupción de funcionarios públicos, procesos que también degeneraron en incidentes que pusieron a temblar la relación entre fiscales y jueces, pero además en movilizaciones sociales.

Las manifestaciones que pedían la cabeza de un presunto transgresor de la administración pública caracterizaron el panorama en las afueras de la Suprema Corte de Justicia, donde se ventilaba el caso del senador Félix Bautista acusado de corrupción.

http://youtu.be/T2R26QB8kQQ

Aunque el juicio fue aplazado para el 15 de enero, el Ministerio Publico dijo que tiene en sus manos un expediente contundente contra el legislador por San Juan de la Maguana.

En respuesta a la investigación en perjuicio del senador, un grupo de abogados se querelló contra el Procurador General Francisco Domínguez Brito.

Igual de intenso fue el caso del ex ministro de obras públicas, Víctor Díaz Rúa en el cual se enfrentaron la Fiscal del Distrito y la Jueza Margarita Cristo Cristo.

Tras varios meses de debates, el expediente de Díaz Rúa fue archivado por decisión de un juez y las auditorias de la Cámara de Cuentas avalaron su gestión.

Otros que llegaron a los tribunales por malversación de fondos son los alcaldes de San Francisco de Macorís, Las Terrenas en Samaná, La Romana y Cabarete.

Mientras el caso de desfalco supuestamente cometido por el ex director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Héctor Rodríguez Pimentel y un grupo de ex empleados de esa entidad estatal, está empantanado en el sistema de justicia con 25 reenvíos.

Las expectativas para el nuevo año están fijadas en que se siente un precedente en el país de romper con la impunidad y lograr condenas por corrupción entre los grandes e influyentes políticos, servidores del Estado.