Mientras avanzan los días para que los dominicanos salgan a comprar sus árboles navideños y las decoraciones alusivas a la temporada, el cierre de industrias en China y el caos en puerto marítimo internacionales, ha retrasado que las mercancías navideñas lleguen país a los distribuidores, generando escasez y alza de precios en los productos navideños.

El ambiente navideño en las zonas comerciales se ha retrasado. Los altos precios y el atraso en sus pedidos en los mercados internacionales dejan a los comerciantes de Villa Consuelo con la única opción de sacar de sus bodegas las mercancías que les quedaron del año pasado.