En menos de una semana, desconocidos volvieron a sustraer el dinero de las ofrendas de otra iglesia en el municipio Santo Domingo Este.


La parroquia Sagrada Familia de Nazaret del sector Valiente, fue el templo Santo que fue profanado la noche del domingo, donde los ladrones además del dinero de las ofrendas, cargaron con las bocinas y el inversor.