La caída de una niña en un agujero, dejó en evidencia que la práctica de robos de tapas de alcantarillas nunca se ha detenido en el Gran Santo Domingo, según se pudo constatar en un recorrido realizado por Noticias SIN.