El plan del Ayuntamiento de Santo Domingo Este de establecer rutas y horarios fijos para los camiones recolectores de basura a fin de paliar la crisis que enfrenta ese municipio, ese recibido con escepticismo por parte de la ciudadanía, que duda que la población se acostumbre a las nuevas regulaciones.


Los cúmulos de basura son constantes en las principales avenidas de Santo Domingo Este, a pesar de que la alcaldía comenzó hace casi un mes el operativo denominado “la Ruta de la Limpieza” para retirar en un plazo máximo de 45 días los desechos sólidos, incluso con palas mecánicas y volquetas.


Transcurrido el tiempo, los cúmulos de basura en vertederos improvisados no han desaparecidos.


En algunos sectores, como El Pensador de Villa Duarte, Simonito, Alma Rosa Segundo y Villa Faro, la basura estaba presente este viernes en sus calles y esquinas.


Los propios residentes de esa demarcación, que representa el centro urbano más poblado del país, reconocen que la crisis no sólo responsabilidad de las autoridades y ponen en duda que la ciudadanía respete los nuevos horarios y lugares fijos para depositar los desechos.


La zona conocida popularmente como “el muro de la vergüenza”, a pocos metros del emblemático centro turístico del Faro Colón, es otro espacio que se ha convertido en un vertedero improvisado.


Pese a la apatía de los residentes, el encargado de comunicaciones de la alcaldía, Jonathan Liriano, detalló que las rutas y horarios de los camiones recolectores se iniciaron hace varias semanas y ya han dado sus primeros resultados.


La alcaldía aún está a la espera de recibir 25 camiones compactadores para incluirlos a la jornada de limpieza y de esta forma contrarrestar el mal que afecta las comunidades.