Mientras los anaqueles de pollo en los supermercados lucen vacíos y en los mercados llegaron pocas libras de la carne del ave este lunes, las autoridades agropecuarias anunciaron la importación del alimento para suplir la demanda y reducir su precio actual, que mantiene al grito a los residentes del Gran Santo Domingo.  


Así de vacíos lucieron esta mañana los anaqueles destinados para los pollos de algunos supermercados de la capital, evidenciando la escasez de la carne de ave que hay en el país, y que es atribuida al brote de Peste Porcina Africana.