SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ministro de Industria y Comercio lamentó los inconvenientes causados a la población por el paro de estaciones de combustibles, al tiempo que condenó las acciones que llevaron a cabo los detallistas y los llamó a la mesa del diálogo, pero sin chantaje.

Jose del Castillo Saviñón argumentó que el objetivo del gobierno es mantener la estabilidad en el transporte, por tanto la cartera aboga por que el beneficio referente al diferencial por temperatura que corresponde al consumidor sea aplicado como dice la ley.

[jwplayer mediaid="262669"]

Mientras que el ex presidente de Anadegas, Juan Ignacio Espaillat dice que los mecanismos que ha usado el funcionario no se corresponden con la transparencia, ya que según él no ha notificado las veces que esa entidad ha tenido la oportunidad de refutar decisiones de los temas en cuestión y estos se enteran el día de la fecha límite para plantear su réplica.

El ministro se mostró abierto a consulta con todos los actores del sector, entre los cuales mencionó detallistas, importadores, distribuidores, pero que esto nunca perjudique al consumidor final.

A pesar de mostrar su flexibilidad, con esto, los detallistas prefieren que el Presidente Medina se apodere del caso