Angustia y desesperación sienten personas que tienen pacientes ingresados en las unidades anti Covid-19 que funcionan en varios hospitales de la capital.


Aunque resaltaron como positiva la atención recibida se quejaron de que deben amanecer a la intemperie porque no han habilitado espacio para los familiares.


Esta dama tiene nueve días en los alrededores de la unidad anti Covid-19 del hospital Francisco Moscoso Puello.


En el interior está su madre de 78 años diagnosticada con la enfermedad y con pronóstico reservado.


Como ella, otros familiares de pacientes permanecen a esperan informaciones sobre la salud de los internos.


En la unidad de Covid-19 del citado centro este martes había 23 pacientes ingresados. De esos, 18 en internamiento (10 estables y 8 bajo observación) y 5 en UCI delicados todos.


Lo propio se observó en el Marcelino Vélez donde algunos familiares también se quejaron de que tenían que dormir a la intemperie en medio de su angustia.


En el Distrito Nacional aumentó al 26 % la hospitalización y las camas UCI ocupadas a 27%. Siendo la Plaza de la salud el centro con mayores casos.


En Santiago aumentó a 48% la hospitalización y las camas UCI ocupadas a 59%. Con la Unión Médica como la ocupada.


Mientras que en la provincia Santo Domingo hubo 28% de hospitalización con 29% de camas UCI ocupadas.


Los parientes de los afectados de Covid-19 dijeron que las atenciones recibidas eran buenas pero que demandaban mayor flujo de información para evitarles angustias y preocupaciones.