Ciudadanos de esta ciudad y la región fronteriza se quejan de los altos precios que han experimentado los productos de primera necesidad.