La posibilidad de mejorar la situación económica por el casi retorno a la normalidad llena de entusiasmo a personas que se ganan el día a día en las calles.


Para taxistas la eliminación del Estado de emergencia y el toque de queda son una señal positiva, ya que les permite ampliar sus horas de trabajo para llevar mayor sustento a sus familias.


Mientras que motoconchistas tienen opiniones encontradas en torno a esta decisión del gobierno. Para unos esto podría reactivar su economía, pero otros consideran que aún no es el momento oportuno para eliminar la restricción de movilidad.