Sectores comerciales de la capital se unen para apoyar la jornada de vacunación a fin de alcanzar lo antes posible el 70 por ciento de inoculados en el Gran Santo Domingo y otras provincias y que se elimine el toque de queda al culminar las fases de la desescalada.