SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un triste adiós dieron los familiares al joven dominicano que fue muerto a manos de un policía en la ciudad de Nueva York, este viernes sepultaron sus restos en el cementerio Cristo Salvador.

Con lágrimas y flores, así despidió la familia Cuevas García, a su hijo Reynaldo Cuevas, de 20 años, a quien un policía en el Bronx le apagó la vida, tras supuestamente confundirlo con uno de dos atracadores que acababan de cometer un robo en la bodega donde laboraba.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/09/DESPEDIDA-HIST-PL.flv /]

Ver en dispositivo moviles

Entre tanto, sus amigos y parientes en medio del dolor, resaltaron las cualidades que mejor identificaban a Reynaldo.

Cuevas García tenía dos años radicado en Nueva York y tras su muerte deja una niña de tres años en la orfandad.

Antecedentes del caso

Las imágenes de un video de seguridad proporcionado por la policía de Nueva York muestran al uniformado con su pistola desenfundada y ubicado en el exterior de la entrada principal de una tienda del Bronx, atendiendo una llamada recibida en el teléfono de emergencias 911.

De pronto, el gerente de la tienda sale corriendo del inmueble y detrás de él, con la cabeza inclinada hacia abajo, corre Reynaldo Cuevas, que choca con el policía a toda velocidad y se produce el impacto que envió a ambos al suelo.

La fiscalía de El Bronx llamó a una reunión de emergencia a la familia del joven dominicano que trabajaba en una bodega y quien fue baleado mortalmente por la policía, cuando respondía a un asalto. Según los investigadores, se trató de un accidente la muerte de Reynaldo Cuevas, quien escapaba de unos asaltantes que le apuntaban con armas