La fuerte sequía que desde hace varios meses se registra en la zona noroeste del país está afectado a ganaderos, agricultores y habitantes de distintas comunidades, donde hasta los pozos tubulares se han secado.