Pese al avance del proceso de vacunación y el inminente comienzo de la inoculación masiva el lunes, el nivel de positividad se mantiene en dos dígitos y la ocupación hospitalaria y, especialmente en cuidados intensivos, sigue su escalada y desde esta semana volvió a superar el 45 por ciento, incluso algunos de los ingresados por COVID-19 son adultos mayores que ya han recibido las dos dosis de la vacuna, según los familiares.