Ante el rechazo a la vacunación por parte de la población haitiana que trabaja de manera informal en las calles del país y convive en los barrios con los dominicanos más vulnerables, residentes en Santo Domingo Este pidieron al gobierno tomar medidas para evitar que se enfermen aquellas personas que ya comenzaron el proceso de inmunización.