A dos días de denunciarse el supuesto atentado contra la magistrada Reynoso, y a 24 horas  de que la Procuraduría confirmara acciones que comprometían la seguridad de las indagaciones que se realizan en la Operación Coral, el Ministerio Público aún no ha ofrecido más detalles en torno al caso.


Por su parte, miembros de la sociedad civil indicaron que la alegada trama es el reflejo de la magnitud de los casos de corrupción que investiga la Procuraduría, por lo que pidieron al presidente Abinader garantizar la seguridad e integridad física de todo el personal de ese organismo oficial.