SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Sietede las 29 personas detenidas durante la llamada “Operación Sismo” que permitió ocupar un alijo de 122 kilos de cocaína en La Romana y ocupar bienes multimillonarios serán sometidos a la justicia.

La información fue ofrecida por la Direccion Nacional de Control de Drogas (DNCD), quien dijo que cinco de ellos son puertorriqueños, entre ellos un empleado de American Eagle que facilitaba el envío de grandes cantidades dinero hacia República Dominicana desde el Aeropuerto Luis Muñoz Marín. El empleado de la mencionada aerolínea es Alex Ocasio Morales y fungía como presunto contacto del cabecilla de la red, Omar Alberto Díaz Pavón, para movilizar el dinero generado por las operaciones de narcotráfico realizadas desde su “centro de mando y control”, ubicado en una la villa número 31 de la calle Barranca Este, en casa de Campo, un lujoso inmueble valorado en al menos US$20 millones.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/02/SOMENTEN-CHORIZO-MC.flv flv /]

Ver en dispositivo moviles

Ocasio Morales, además, era la persona clave de Gamaliel Rodríguez Claudio, otro de los boricuas detenidos, para realizar los contactos en los aeropuertos de La Romana y Luis Muñoz Marín, en San Juan de Puerto Rico, para el aterrizaje y despegue del avión empleado en tareas de transporte de dinero y supervisión de actividades de narcotráfico, de acuerdo a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Díaz Pavón, propietario de la aeronave y de las villas, había contratado a esas personas para sus actividades ilícitas, incluyendo a Edwin Nieves Lozado, alias “Chiquito”; la persona que realizaba los contactos con suplidores de cocaína, sobre todo con Genito Toribio Custodio y Félix María de la Cruz, el primero un reputado narcotraficante local que hace poco más de un año fue capturado con 836 kilos de cocaína.

Nievez Lozado, de acuerdo a la DNCD y a los fiscales actuantes en el caso, era el presunto intermediario entre los boricuas, Toribio Custodio y De la Cruz para recibir los alijos de cocaína que, posteriormente, eran llevados al citado inmueble para realizar  empacarla al vació y después “empapar” los paquetes con perfumes del “alta esencia”,  de modo que la droga no fuera detectada por las unidades caninas en caso de una inspección.

Indicó que Nievez Lozado tenía, antes de este caso, importantes contactos en San francisco de Macorís para comprar cocaína y por eso a una persona de su grupo les fue ocupada el 23 de diciembre de 2011 la suma de US$943,260 en efectivo para comprar una cocaína que luego sería enviada a Puerto Rico, lo que implica que se trata de dinero propiedad de Díaz Pavón, el mencionado jefe de la estructura de narcotráfico.

Meses antes, específicamente el 17 de agosto de 2011, la División Táctica de Investigaciones Sensitivas (DITIS) detuvo a Toribio Custodio junto a varios de sus hermanos con 836 kilogramos de cocaína pura, droga que iría a parar a manos del grupo de boricuas arrestados, pero el seguimiento dado a Nievez Lozado, que quedó prófugo por ese caso, abortó esa posibilidad.

Eduardo Larios Sánchez, de su lado, es otro de los detenidos durante la operación y se ha determinado, después de la DNCD y el Ministerio Público realizar el inventario de los bienes retenidos, que es dueño del buque Caribe Visión, tripulado por 17 rusos, y de una lancha surta -igual que la anterior motonave- en el muelle de Central Romana, según comunicó el portavoz de la agencia, Roberto Lebrón.

“Se trató de una operación de carácter internacional, coordinada con la DEA (Administración Antidrogas de los Estados Unidos) que tenía poco más de un año. Estamos frente a un red integrada por puertorriqueños, dominicanos y colombianos que recibía droga en La Romana, probablemente por mar, y luego la enviaban por aire, en lanchas y en buques a Puerto Rico”, agregó.