Con decenas de casos diarios de pacientes con síntomas febriles, especialmente niños, los centros de salud y Salud Pública se preparan para la vacunación masiva contra la influenza, pero aún con el peligro de que algunos casos correspondan a covid-19.