Tras la controversia surgida por las discrepancias en el número total de víctimas de la pandemia, que dejó al descubierto fallas y debilidades en el sistema de notificación de actas de defunción y un aparente subregistro, las autoridades de Salud Pública y de la Junta Central Electoral debaten alternativas para estandarizar los registros y llegar a un consenso en cuanto a los decesos por el coronavirus.