A fin de controlar la propagación de los virus detectados a miles de personas diariamente, lo que ha provocado una baja laboral, el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical, Ramón (Pepe) Abreu, sugirió a las empresas volver al fraccionamiento de los turnos departamentales y establecer las medidas de control tanto de higiene como de pruebas.


Abreu alertó que de no producirse estos ajustes en las empresas, podría provocar una paralización productiva, por efecto de los contagios.