Ante el inminente levantamiento del toque de queda en el Distrito Nacional y dado la gran cantidad de personas que a diario se trasladan a esta demarcación desde provincias vecinas como Santo Domingo y San Cristóbal, que se encuentran entre las más rezagadas en el proceso de vacunación, el transporte público y su tradicional hacinamiento podrían provocar una propagación de Coronavirus.


En ese sentido el sector médico insiste en establecer medidas estrictas de higiene y distanciamiento y recomiendan al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre a velar porque se cumpla con la capacidad establecida a la hora de montar a un pasajero.


Por otro lado, se recuerda que será a partir del próximo miércoles  cuando las autoridades de salud realicen una jornada masiva  de toma de muestras en distintas zonas del país donde se aglomeran personas para detectar a aquellos positivos que no presentan síntomas.