En la Cañada de Guajimía, en Santo Domingo Oeste, los primeros aguaceros de la tormenta Fred generaron inundaciones repentinas poco después del mediodía y los residentes se vieron obligados a sacar con cubos el agua de sus viviendas.