Ante el paso por el país del Huracán Elsa y la vulnerabilidad en las que se encuentran sus casas, los residentes en la cañada de Guajimía comienzan a prepárese para la cantidad de lluvias que ha pronosticado la Onamet, al tiempo de que se quejan de que hasta el momento ninguna de las autoridades gubernamentales han acudido al sector para ofrecerles asistencia.