No usar primer o no preparar la piel antes del maquillaje es uno de los errores más comunes que hace que la piel envejezca.