El terremoto en Haití dejo más de 300 muertos, por lo que crece el luto, temor e incertidumbre en la comunidad haitiana ya que el país por carecer de información de sus parientes y de sus bienes en la vecina nación.